La Xunta de Galicia prepara un “lifting” al Camino de Santiago

Licita por casi dos millones de euros labores de conservación y mantenimiento de las distintas rutas

El Camino de Santiago es “clave en el desarrollo económico y social de Galicia”, como ha proclamado en alguna ocasión la directora de Turismo de Galicia, Nava Castro. Para la Administración autonómica, la ruta jacobea es uno de los principales tractores de visitantes a la comunidad gallega. De hecho, durante el año 2016 la Oficina del Peregrino registró un total de 277.915 caminantes que recogieron su acreditación, cuando durante el anterior Año Santo en 2010 fueron 272.412, lo que muestra que el interés por esta opción sigue en aumento.

La Axencia de Turismo de Galicia ha publicado hoy en el Diario Oficial de Galicia una resolución para anunciar la licitación de un servicio para el mantenimiento “integral” y conservación de la ruta jacobea. Son objeto del contrato, cuyo presupuesto base de licitación asciende a 1,9 millones de euros con IVA por un año, “todos los caminos o trechos de la red de caminos que pertenecen al Camino de Santiago como sus elementos funcionales.

Según desgrana el DOG, estarían incluidos en el contrato, además del Camino Francés, el favorito de los peregrinos, el Camino de Santiago do Norte: Ruta do Interior, Camino Primitivo o de Oviedo, Camino Santiago del Norte Ruta de la Costa, Camino Portugués, Camino Vía de la Plata, Camino de Fisterra Muxía, Camino Inglés y Camino de Invierno.

El plazo de ejecución para las operaciones de conservación es de doce meses, y comprende, en principio, desde el 1 de abril de este año al 31 de marzo del que viene.

Precisamente la directora de Turismo de Galicia, Nava Castro, aseguraba el pasado mes de diciembre que el Camino de Santiago es el “producto turístico estrella de Galicia”. Lo hacía durante la presentación de una Cátedra Institucional del Camino de Santiago y las Peregrinaciones que, a su juicio, permitirá avanzar en el conocimiento y estudio de la Ruta Xacobea y que será esencial para conseguir una oferta turística de mayor calidad.

Imagen: Peregrinos en la última etapa del Camino Portugués a Santiago, en el municipio de Valga. Iñaki Abella.

Fuente: El Faro de Vigo.